Educando humanos

Hoy en día tenemos casi siempre prisa, nos cuesta ser pacientes y constantes, sin embargo, nuestros perros lo son. Así que, de nuevo, hay que aprender algo más de ellos.

“Es que no se deja tocar las patas“. “Es que no le gusta que le miren los oídos“. “Uff, cortarle las uñas, es una pelea”. Creo que todos hemos dicho o escuchado algo parecido sobre nuestros perros en algún momento. Pero, ¿cómo evitarlo? ¿Qué puedo hacer para que mi perro se porte bien en el veterinario, que se deje cepillar o me deje curarlo en casa?

Hoy en día, cuando cada vez más gente se da cuenta de que no estamos viviendo en el presente, que estamos demasiado pendientes del futuro o del pasado, te resultará extraño que dos educadoras caninas te digan: “Mira hacia atrás“.

Todos los perros necesitan educación, igual que todas las personas. Un perro necesita pautas para poder entender el mundo humano. El mundo en que vive, que comparte con nosotros. Un mundo al que ha venido sin que nadie le haya explicado nada. Y si no se le explica, empieza a hacer las cosas como él considera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR