Choco  (mestizo de Braco) 6 años.

Mi payasete,  la tranquilidad personificada, maestro de las señales de calma.  Detrás de su apariencia de “tontín”, sabe muy bien cómo actuar para ganarse a todo el mundo y conseguir lo que quiere. Es un perro muy juguetón,  le encantan las carreras y jugar con el mordedor y también es especialista en romper las carcasas de las piñas para comerse los piñones. Hay sólo una cosa que no soporta y es que “toquen” a su manada y amigos. Entonces,  se transforma en un lobo para defenderles.

Choco nos permite detectar la falsa agresividad y tratar la agresividad en otros perros. Gracias a él hemos podido rehabilitar a muchos perros con problemas de conducta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR