Fermín (Jack Russell Terrier, 5 años).

El perro lapa. Siempre pegado a ti en el momento en que te sientas en el sofá. Se convierte en el Diablo de Tasmania cuando juega, gruñendo como si no hubiera un mañana, pasándoselo pipa. Con sus gruñidos y “comentarios” mientras juega, enseña a las personas que gruñir no siempre es malo y que también puede significar juego. Está aprendiendo a ayudarnos a detectar agresividad falsa en otros perros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR