Gula (Pastor Belga Malinois, 6 años).

Dos caras de la moneda. Tan sensible y mimosa como dura y cañera. Demasiado preocupada por controlarlo todo, pero al mismo tiempo con capacidad de jugar como una cachorra o rechupetearte de amor sin parar. Gula nos ayuda a poner a algunos perros “en su sitio” gracias a su carácter. También demuestra a las personas la gran diferencia de comportamiento que puede tener un perro con o sin correa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies