Todos los perros necesitan educación, igual que todas las personas. Un perro necesita pautas para poder entender el mundo humano. El mundo en que vive, que comparte con nosotros. Un mundo al que ha venido sin que nadie le haya explicado nada. Y si no se le explica, empieza a hacer las cosas como él considera.